¿Qué hacer?
Asistir a uno o más grupos de apoyo de padres: Los padres pueden ser una fuente maravillosa de apoyo e información. existen más de 200 capítulos de Autism Society of America, más de 70 capítulos de FEAT, y otros grupos informales de apoyo a padres. Considere unirse por lo menos a uno de ellos.
Contacte el Programa de Discapacidades del Desarrollo del estado en que usted vive y solicite los servicios. Sea persistente.
Contacte con el distrito escolar local y pregunte sobre los programas escolares. Vea lo que ellos ofrecen.
Busque un médico local, preferiblemente un médico que esté familiarizado con el Protocolo de Defeat Autism Now! y planee una serie de evaluaciones y tratamientos médicos. Algunos médicos estarán abiertos a las evaluaciones médicas y a los tratamientos biomédicos, pero otros no.
Busque uno que esté dispuesto a ayudarle a su hijo(a) en lugar de estar interesado únicamente en monitorear la gravedad de los problemas de su hijo(a). No lleve su hijo donde un médico que no lo apoye a usted o que no respete su punto de vista.
- Asista a conferencias locales/nacionales sobre autismo.
- Asegúrese de tener tiempo suficiente para dedicarle a sus otros hijos, y a su cónyuge/. o pareja El hecho de tener un hijo con autismo puede significar muchos retos, y usted tiene que estar preparado para el largo plazo.
- Continué tratando de aprender todo lo que pueda.

¿Cómo puedo ayudar a un niño autista?

La mayoría de los niños autistas necesita de una combinación de tratamientos para progresar. Ningún tratamiento es igualmente efectivo en todos los niños ni para todas las facetas del trastorno. Los niños con este trastorno pueden beneficiarse a partir de varios tratamientos tales como la terapia educacional, terapia del lenguaje/habla, desarrollo de habilidades motoras, y desarrollo en el juego y socialización con sus pares, dependiendo de las necesidades individuales del niño. La educación estructurada, intensiva y temprana puede ayudar a los niños a crecer y aprender nuevas habilidades tales como hablar y comunicarse, jugar interactivamente, aprender y preocuparse por sí mismos. Los siguientes son algunos enfoques educativos utilizados actualmente:

  1. Análisis conductual aplicado (ACA) Se basa en aprender principios y utiliza el modelo del ABC para enseñarle a un niño cómo aprender a concentrarse en las habilidades que tengan que ver con la atención, la imitación, el lenguaje expresivo y receptivo, autoayuda y tareas preacadémicas.

    Para desarrollar una habilidad, se la divide en partes pequeñas. Para enseñar cada parte:

    –Antecedente. El terapeuta da una instrucción clara y puede brindar pautas demostrando o guiando físicamente la respuesta

    –Comportamiento. La respuesta del niño 

    –Consecuencia. El terapeuta reacciona, brinda un refuerzo o una consecuencia positiva que llevará al niño a realizar ese comportamiento nuevamente en el futuro

    En las situaciones de enseñanza estructurada y en el curso de las actividades diarias se les brindan muchas oportunidades o pruebas. A medida que el niño va progresando, la guía y las pautas sistemáticamente desaparecen para que el niño responda de forma independiente. A medida que se maneja perfectamente cada una de las etapas, se le enseña al niño a combinarlas de manera más compleja y a practicarlas en más situaciones.

    Los comportamientos no deseados o aquellos que interfieren con el aprendizaje y las habilidades sociales no se refuerzan. El terapeuta busca reducir los comportamientos no deseados eliminando los desencadenantes y refuerzos de ellos del entorno del niño. Se utilizan nuevos refuerzos para enseñarle al niño comportamientos diferentes.