La mayoría de los niños con el Síndrome de Asperger experimentan dificultades en la coordinación y control de las destrezas motoras finas. Sin embargo, algunos niños con autismo de alto funcionamiento también tienen dificultades en esas áreas.

De acuerdo a un artículo recientemente publicado en The Journal of Autism and Developmental Disorders,  los niños con Síndrome de Asperger (SA) mostraron dificultad significativa en el rendimiento motriz y la integración sensorial, por ejemplo, los procesos neuronales que integran la información recibida de los cinco sistemas sensoriales básicos. En la investigación, los niños con SA (Síndrome de Asperger) tuvieron dificultades para balancearse sobre una tabla y para caminar talón-punta. Los investigadores explicaron que algunas de las dificultades pueden resultar de problemas en el planeamiento motor del cerebro. El planeamiento motor se encarga de formular la acción en el cerebro antes de que sea efectuada. Por lo tanto, acciones simples tales como balancearse en un pie pueden resultar difíciles de realizar debido a estos impedimentos motrices.

“ Los padres de niños con SA (Síndrome de Asperger) u otro tipo de impedimentos motrices deberían considerar involucrar a sus hijos en algún tipo de actividad estructurada”

Problemas de coordinación motriz como torpeza, dificultades para escribir e imposibilidad de rendimiento, entre otros, han sido reportados como relacionados al SA. Los niños con SA (Síndrome de Asperger) pueden también presentar falta de atención con respecto al espacio que los rodea, como por ejemplo, tropezarse con los pies de otra persona. Se ha sugerido que los problemas de SA estarían relacionados con retrasos en el desarrollo que algunos niños pudieron haber experimentado a una temprana edad, como ser, aprender a caminar. Los impedimentos motores y sensoriales pueden llegar a extenderse hasta la edad adulta.

Los investigadores también corrieron pruebas para determinar si los impedimentos motores y sensoriales en los niños con SA (Síndrome de Asperger) decrecen con la edad. Cuando compararon un  grupo de niños de 7-14 años con SA a un grupo de la misma edad con desarrollo regular los investigadores encontraron que la edad no era una variable cuando se trataba de déficit en los movimientos en los niños con SA. En otras palabras, los impedimentos motores y sensoriales no mejoraron con la edad de los niños con SA. Esta investigación se basó en tres aspectos del dominio de la motricidad: (1) Destreza Manual – atarse los cordones; (2) Apuntar y Atrapar – tirar y atrapar pelotas de tenis; y (3) Balance -balancearse sobre una tabla.

Los niños con SA (Síndrome de Asperger) tuvieron más problemas  cuando realizaron estos ejercicios en comparación al grupo con desarrollo regular. Sin embargo, hubieron algunos niños con SA que no exteriorizaron dificultades motrices al mismo nivel que la mayoría en su grupo. Uno de los niños en particular logró balancearse a casi el mismo nivel que los niños sin SA gracias a que había pasado una buena cantidad de tiempo sobre una tabla de skate, que pudo haberlo ayudado a mejorar sus habilidades para balancearse. Otro niño con SA (Síndrome de Asperger) que demostró aspectos de motricidad fina parecidos al grupo sin SA había estado tocando la guitarra hacía tiempo. Claro está que estos fueron solo dos ejemplos de niños con SA con habilidades motoras y sensoriales similares a los niños con desarrollo regular pero logra demostrarnos que la motivación y la práctica pueden mejorar el rendimiento de los movimientos en el caso de personas con SA. (Síndrome de Asperger).

Los niños con SA u otras dificultades de aprendizaje pueden beneficiarse con los programas de NeuroNet ya que fueron especialmente diseñados para ofrecer rutinas de ejercicios estructuradas y predecibles. Los niños con SA (Síndrome de Asperger)suelen ser altamente funcionales y  generalmente son verbalmente extrovertidos, y pueden beneficiarse en gran manera con los ejercicios que provee NeuroNet en sus programas. Los padres y terapeutas pueden estar buscando cuál es la manera correcta de encarar tratamientos al estar lidiando con un síndrome que presenta tantas fortalezas y debilidades mezcladas. “ He tenido mucho éxito usando NeuroNet en aquellos con autismo funcional alto, y suelen ser los que se entusiasman más con el programa”, dice Angelika Brocklehurst, Terapeuta Certificada de NeuroNet.

Los padres de niños con SA (Síndrome de Asperger)u otros tipos de impedimentos motrices deberían considerar involucrar a sus hijos en algún tipo de actividad estructurada, ya sea haciendo skate, tocando la guitarra o realizando un programa como NeuroNet. Las rutinas que requieren de motivación y práctica pueden ayudar a mejorar el rendimiento motor. Sin más, puede llegar a ayudar a construir la confianza frente a su impedimento motriz.